Pensamientos en Martes

Respirar, después cerrar los ojos, abrirlos, despegarte de la oscuridad, sentir el sol en cada poro de tu cuerpo, erizante es lo ardiente, te inculca vida, existes, te quema, te cubre, no puedes evitarlo. Un poder ígneo se encuentra en lo alto y no siente tu pesar, es supremo, tú no lo envuelves, él te envuelve, él no piensa en tí, tú piensas en él, no le importas, pero, te cubre y te proporciona luz amablemente, para evadir la ceguera que es propia de lo humano.

Los parpados se mueven, la gota se desprende de ellos, cae a su propio ritmo, sientes ternura, en la piel, en el corazón, en el movimiento que ejerce, esa gota dulce y suave se desliza por tu rostro, se despega de tu cuerpo y se aleja, su recorrido descubre en tí lo que nunca habías visto, lo que ahora contemplas, tú conciencia, las entrañas que revuelven, los nervios, esos que existen pero no los ves, sólo en su forma causal que como mariposas caen. Del suelo has despegado, pensando en Marte, reflexionando, buscando emanciparte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s